Como agente activo de la Economía Social y Solidaria a la ciudad, Fupar ha participado un año más en la programación de la Terrassa Cooperativa, impulsada por el Servicio de Emprendimiento y Economía Social del Ayuntamiento de Terrassa, con la celebración de los “Diez años dando vida al papel” y la inauguración de una nueva sala, que sirve para la realización de esta tarea de artesanía.

Durante el acto, que ha transcurrido por diferentes salas de Fupar, se ha mostrado el proceso de elaboración artesanal del papel reciclado bajo el lema “Reducir, reutilizar, reciclar y crear”, mediante el cual las personas con discapacidad intelectual de la entidad crean detalles artesanales y ambientadores.

Esta actividad la llevan a cabo las personas de Fupar desde hace diez años y, desde sus inicios hasta hoy, ha generado oportunidades para más de noventa personas con discapacidad de forma directa a través de la elaboración de papel. Este nuevo espacio permitirá tener “más confort y asumir nuevos retos”, así lo ha explicado la directora técnica del Centro Ocupacional de Fupar, Marta Puig, durante la inauguración.

Además, se ha explicado la trayectoria y evolución del proyecto a lo largo de los años; se ha proyectado un video donde los protagonistas han sido los artesanos y artesanas de Fupar, y se ha dado a conocer el nuevo espacio creado especialmente para la elaboración artesanal del papel.

Por su parte, el primer teniente de alcalde de promoción económica, Isaac Albert, ha agradecido la tarea de las personas que hacen posible este trabajo y ha recordado que la Terrassa Cooperativa tiene la voluntad de “construir una ciudad mejor, más justa, más solidaria y más equitativa junto a socios como Fupar”.

La nueva sala, cofinanciada por Fundación ONCE

La nueva sala ha sido cofinanciada en un 40% por la Fundación ONCE y permite separar el área de papel húmedo del área de trabajo con papel seco. Así, ahora la nueva sala cuenta con picas adaptadas a los pedidos, que tienen un suelo rugoso que evita resbalar, y también un espacio cerrado por la prensa, que evita que el fuerte ruido de la máquina moleste durante el proceso de elaboración.

Entre los nuevos retos que Fupar se plantea gracias a la nueva sala se encuentra ampliar la gama de ambientadores y también continuar visibilizando, todavía más, la marca al comercio de la ciudad. Puig ha recordado que la tarea de reciclar papel se enmarca con la voluntad y fuerte apuesta de Fupar de trabajar por la sostenibilidad y con la “reutilización de materiales para crear, a partir de estos, nuevos productos artesanales”.